jueves, 31 de julio de 2014

tiempo de reflexión y verano en Madrid

Los veranos en Madrid son duros, especialmente cuando no tienes economía suficiente para ir a una terracita a última hora de la tarde o al cine, a ver una obra de teatro que tanto te apetece...
Simplemente estás en casa, sudando, durmiendo mal, y dando gracias porque tienes un mes de vacaciones pagadas. Desde luego sería mucho peor estar en paro. Pero son duros.

Quiero contaros lo que se puede hacer sin gastar dinerito.
Quedar con mujeres a las que les encanta ganchillear, es superdivertido¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Os encantará.

Ya os conté en Vivencias algunas quedadas de primavera. Fueron un auténtico lujo, he conocido a gente maravillosa con la que espero no perder el contacto.

Pero hay más.

Os he hablado del Corrillo del Ovillo?
Tenemos dos puntos de encuentro.
En invierno nos vemos en el Ayuntamiento de Madrid, Palacio de Cibeles, quinta planta, según sales del ascensor a la izquierda nos encuentras.
En verano con una mantita, o silla, pero a mí me encanta tirarme en el césped, en el Retiro, entrando por la Puerta de Alcalá, a la derecha, pasas un trenecito, y por allí estamos. Me encanta.
Los primeros domingos de mes. Me encanta.
Es un grupo cerrado de facebook que admite a todo el mundo que lo solicita, y que Vanessa, por motivos de lejanía de Belén, administra ahora divinamente.








Esta es una de las quedadas que hemos hecho en el Ayuntamiento, fijaros qué buen corrillo¡¡¡¡¡¡¡¡¡
El ambiente es excepcional, y aunque muchas no nos conocemos entre nosotras enseguida se abre el círculo y hablamos unas con otras como si fuéramos colegas de hace tiempo. Sinceramente os animo a participar, es toda una experiencia personal.
Como véis unas hacen ganchillo, otras tejen con dos agujas, otras simplemente van a charlar, a aprender a tejer con las manos a lo que nos enseñó una de las más expertas, o a intentar hacer un punto imposible que Guna teje como si fuera lo más natural del mundo. Uffffffffff¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡



la labor que terminé en el corrillo

En esta quedada del Retiro se celebró el segundo aniversario del grupo corrillero y llevaron tartitas y bollitos super ricos.  Lo pasamos fenomenal.

Pero hay más grupos es Madrid, quizás he participado menos, incluso algunos los tengo pendientes. Por ejemplo:

Lana Connection es un grupo de mujeres, sobre todo, que intercambian su creatividad para realizar proyectos que unen con amor y mucha lana la ciudad y la cultura a través de acciones llamadas yarnbombing o de quedadas en diferentes espaciones. Con un punto fijo los lunes, desde hace muy poquito en Manzana Mahou, en pleno corazón de Madri. Con ellas he hecho una "intervención" y una quedada.
Os cuento.

En Madrid se celebra un festival alternativo, Mulafest, y ellas el año pasado hicieron cosas muy chulas. Este año nos dieron la posibilidad de apuntarnos y fui. Ha sido fantástico, el ambiente es joven, fresco, supermoderno y vanguardista, lo pasé de lujo, me quité veinte años, fue estupendo. Clara Montagut  es la cabeza visible, y sinceramente es de agradecer su dedicación, yo lo hago desde aquí de corazón.









La otra intervención fue algo más humana, que nos llegó al corazón. 
Begoña se puso en contacto con Clara y organizaron esta quedada solidaria para recaudar algo de dinerito para AESHA, una asociación de enfermos raros a los que intentamos ayudar tejiendo unas mariposas azules que se vendían a cambio de la voluntad de los paseantes del Retiro. Además tuvimos la suerte de tener la mañana amenizada por un trompeta realmente espectacular, para mí fue todo un lujo. Y al final compramos unas papeletas y junto a Madrid Knits y Crealia se dieron agujas y un montón de ovillos, prácticamente a todos los participantes. Muy chulo.








imagen del blog de Lana Connection

Hay grupos que se reúnen de forma más o menos normalizada, incluso semanal.
Las Rozas Knitters, que ahora se renúnen los viernes de 5,30 a 8,30 en  Crepes & Waffles, allí en Las Rozas.
Madrid Knits¡ uno de los grupos más veteranos, que se reúnen desde hace ya años en el Starbucks de la Calle Pedro Teixeira los viernes de 17 a 21 y los primeros sábados de mes con el mismo horario y en el mismo sitio. Lo tengo superpendiente.
Punto Cuqui, es un grupo cerrado de facebook, no he hecho ninguna quedada con ellas, pero las conozco porque son muy participativas y nos hemos encontrado en otros eventos. Se reúnen los terceros sábados de mes y cuando te admiten en el grupo, cosa que sólo ocurre cuando has hecho una quedada con ellas, te avisan, dónde y cuándo.
Punto subversivo  es un grupo joven que se reúnen en un café literario de Lavapiés, la Marabunta, en cuanto pueda allí estaré, porque me encanta el sitio y la idea.
Tertulia Madrileña del punto, otro grupo cerrado de facebook, pero que admiten a todo el mundo que lo solicita, quedan en un precioso lugar, la Pecera del Círculo de Bellas Artes, éste lo tengo más difícil porque quedan los segundos jueves de mes por la tarde y yo suelo estar trabajando. Conozco a algunas de sus integrantes y son estupendas.
Triquipuntadas, pasión por los colores, que se reúnen en la Asociación Cultural Guindostán, C/ Méjico, hacen las quedadas a través de facebook los jueves, los llaman los triquijueves, es muy divertido.
Tejeriles, quedan por la mañana, por si a alguien le viene bien, en la Cabrera, en plena Sierra madrileña, los miércoles de 10 a 13.
El martes tiene su punto, los martes en SOPA una cafetería de la calle Nieremberg
Hilando Madrid, últimamente están quedando en la Cantina de Matadero, espero enterarme de la próxima quedada porque el sitio me encanta.
Valentinas Bombing, son un grupo espléndido de personas, que hacen intervenciones, no tienen un sitio ni un día donde quedar, pero hacen cosas tan bonitas como éstas...


Una de las quedadas en el Museo del Traje para preparar el Evento







Se hicieron talleres durante todo el día de bolillos, iniciación al ganchillo, amigurimis, para niños. Fue toda una experiencia, y compartirla con estas mujeres es lo mejor.








Tejiendo Carabanchel y Tejiendo Móstoles, con Lorena y Gema como cabezas visibles, mujeres estupendas que me ha encantado conocer, organizan quedadas a las que os recomiendo que asistáis porque el ambiente es estupendo y las horas pasan volando. Que colaboran muy activamente, junto a Tejiendo Malasaña con la asociación IAIA, arriba podéis ver la foto.

Y de esta asociación caritativa, Tejido Social en la Sierra de Madrid, os quiero hablar. Colaboran muchos de estos grupos y de los que ya os hablé en Vivencias, gente que organiza eventos para la solidaridad con las personas que más necesitan nuestro apoyo, hacen mantas para ellos y mucho más. Concha es su mentora, una persona entrañable, estupenda. 
Os dejo un enlace de una entrevista que le hacen a Concha, ir hasta el minuto 50:21, os encantará¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ video de IAIA


quedada en la Casa del Barrio de Carabanchel

Nota: os dejo el link de la segunda entrega de mi maravillosa experiencia lanera en Madrid, una primavera llena de color y amistad, http://mislanasyotrascosas.blogspot.com.es/2014/05/vivencias.html

lunes, 19 de mayo de 2014

vivencias

Esta publicación no va a ser un tutorial, quiero compartir una vivencia, una experiencia personal que va más
allá de mi mundo privado. Es algo que empezó como una forma de compartir con otras mujeres lo que ya hacía de forma individual y totalmente anónima en casa y que ha acabado en un precioso proyecto público que ha podido ver, tocar y experimentar mucha gente. Algo que me ha llenado personalmente mucho más de lo que yo misma pensaba que podría hacer un simple cuadrado a ganchillo.
Es mágico y te engancha.

Todo empezó cuando una amiga, Sara, publicó en su muro que iba a participar con un proyecto, que al principio ni entendí, pero que se convirtió en algo que me pareció tan fascinante que no pude parar hasta que bajé a correos a enviar mi paquete. El proyecto se llama Tejiendo la vida, fijaros qué nombre tan bonito. Laura es la persona que lo creó, en el que hemos participado mujeres, y espero que algún hombre, de muchas partes del mundo. La tarea era sencilla por nuestra parte, hacer mándalas de unos colores determinados y enviárselos a ella. Pero la suya era más compleja, recibir, seleccionar, unir, montar la exposición. Pero lo consiguió y el 23 de marzo inauguró en Mallorca y ya tiene prevista alguna otra. Os dejo su página para que veáis el desarrollo de esta experiencia con energía claramente femenina.
 http://crochetingthelife.wordpress.com/
Mándala: En el hinguismo y en el budismo, son dibujos complejos, generalmente circulares, que representan las fuerzas que regulan el universo y que sirve de apoyo en la meditación. 
Mandalas y las mujeres: sentir la paciencia y lograr aceptar que hay un momento para cada cosa, desarrollar la capacidad de asombro, de ver cada instante con ojos nuevos y disfrutar la vida en su totalidad. Contemplar o crear mandalas nos ayuda a centrarnos cuando estamos dispersas o nos sentimos perdidas, y a calmarnos cuando estamos intranquilas. Nos ayuda a conectar nuestro mundo emocional con el espiritual, mediante la creatividad. Estas preciosas palabras son de  Claudia, creadora de Mujer en curso.
cuatro pequeños mandalas para Tejiendo la vida

mi mandala para Tejiendo la vida

Empecé a mensajearme con Laura y le pedí, y no digo que sea por eso pero lo hice, que organizara algún evento para juntarnos y hacer círculos para su "proyecto artístico colaborativo". Poco tiempo después fui con Sara y mi hermana. Un grupo de mujeres tejimos y pasamos una tarde lluviosa muy gratificante y divertida, donde las chicas de Bichus nos recibieron con cariño, gracias. Ellas se encargaron de hacer llegar nuestras pequeñas obras a Laura. Os dejo el link de su blog. blog, http://blog.bichus.es/2014/02/encuentro-madrileno-de-tejiendo-la-vida.html
mandalas que hicimos en Bichus

Allí comenté que llevaba algún tiempo buscando un grupo con el que reunirme de vez en cuando para ganchillear, que había visto algo en alguna nota de prensa pero no sabía cómo llegar a ellas y Ale y Lola nos hablaron de varios grupos que se reunían por Madrid de vez en cuando. Apuntamos, buscamos y encontramos. Bueno yo me enamoré.

Tejiendo Malasaña es uno de ello, Natalia, Pilar, Marta, Bea, Antonio, Paqui, María, Begoña... Organizadoras, tejedoras, todas hemos hecho que este precioso proyecto se haya convertido en parte de nuestras vidas. Gracias.
uno de mis grannies 
El año pasado ya hubo montaje en la Plaza del Dos de Mayo, en pleno centro de Madrid, pero no participé, no las conocía. Este año Nat ha conseguido movilizar a mucha gente, organizando quedadas en varias tiendas que han colaborado con el proyecto de forma totalmente desinteresada y que nos han acogido en días fríos y lluviosos. También hemos hecho quedadas en la calle, en el Templo de Debod, y ha sido muy divertido. Se han hecho cientos de "cuadrados de la abuela", granny square, para forrar árboles, farolas, un banco, mi banco. Pero también hemos hecho círculos o mandalas, triángulos, flores, pompones. Hemos tejido con dos agujas. Hubo una quedada en masculino y algunos se engancharon, como Antonio que ha seguido colaborando hasta el final y además nos ha hecho unas fotos preciosas.
En su página http://tejiendomalasana.wordpress.com/ podéis ver el desarrollo, las llamadas para tejer, dónde. Todo se ha organizado desde la plataforma de vecinos del barrio, donde organizan las fiestas de forma autogestionada.
La primera cita fue en Conde Duque, un sitio de referencia para el barrio, y a mí se me abrieron los ojos.Yo quería participar en aquello, y así lo he hecho.














tres en raya

tira de 25 grannies que uní en casa

Y por fin llegó el 10 de mayo.
Estuvimos toda la mañana trabajando en la plaza del Dos de Mayo, pleno corazón de Madrid. Movimos kilos de lana. Escaleras, plásticos, bridas, cuerdas, grannies, flores, triángulos, fotos...
Todo salió bien, creo que a la gente le gustó. Nos miraban, algunos preguntaban, nos hacían fotos al pasar sorprendidos. 
Se llama yarnbombing, que literalmente significa bombardeo de lana. Puede ser algo tan sencillo como un rectángulo tejido envolviendo un tronco de árbol, o más complicado cubriendo rascaciellos o grandes esculturas. Es utilizar algo tran tradicional como el punto y el granchillo, que normalmente hacían las mujeres en el anonimato del hogar, y sacarlo a la calle, a lo público. 













Y aquí estoy yo montando mi árbol y el banco.





El montaje estuvo expuesto hasta el domingo por la tarde. Se recogió y se volvieron a hacer tiras que se entregaron a otro precioso proyecto solidario. Tejido Social son un grupo de mujeres que con estos cuadrados y otros muchos que tejen otras tantas mujeres, forman mantas que dan a las personas y familias que lo necesitan. Aquí os dejo su link para que podáis visitarlas, incluso participar en su precioso proyecto, 
https://www.facebook.com/pages/Tejido-social/287071168093235

Estoy participando en otros proyectos y con otros grupos ganchilleros y tejedores de Madrid, pero ya os lo iré contando poco a poco.

Nota: gracias a todas las que habéis hecho posible que mi amor por estas labores se haya convertido en algo con lo que poder compartir y experimentar nuevos sentimientos, amistades, energía positiva. Besos.
Otra nota: Os dejo el enlace a mi facebook para que podáis ver muchas más fotos de estos momentos, vídeos que nos han grabado, comentarios. https://www.facebook.com/carmen.diazmoreno.92




esta soy yo

Otra más: también os dejo el enlace de la siguiente entrada que continúa la aventura ganchillera y lanera de la primavera en el verano madrileño  http://mislanasyotrascosas.blogspot.com.es/2014/07/tiempo-de-reflexion-y-verano-en-madrid.html